Google+ Taller de Escritura Creativa de Sevilla: Mi credo, Hermán Molín

Mi credo, Hermán Molín

Yo creo en las personas, en que dentro de todos nosotros existe algo de divino, algo de eterno y verdadero. ¿Oyeron alguna vez eso de que somos seres espirituales que viven una experiencia humana? Pues eso es exactamente a lo que me refiero. Creo que somos espíritu, y como tal estamos hechos de cualidades positivas tales como amor, paz, bondad, verdad, sabiduría…
Todo eso es auténtico e innato a todo ser humano por lo tanto considero que nuestro propósito mayor en esta vida es alcanzar esas cualidades, sentirlas como algo nuestro ya que de esa forma el Hombre logrará alcanzar su máxima plenitud, se realizará por completo y vivirá en un remanso de paz y armonía independientemente de lo que surja a su alrededor.
Por lo tanto creo en mí, en mi potencial y en mi capacidad. Considero la paciencia como una de las llaves principales para lograr mis objetivos; no se llega a la meta de la noche a la mañana.
Creo en la obra, no en el fruto de la obra. El proceso puede durar más o menos tiempo, pero hay que disfrutarlo. La vida está para disfrutarla, hay que sentirse feliz, contento, y si uno no lo está en un momento dado hay que pararse y analizar porqué no estás contento porque creo que uno siempre puede estar bien, aunque los momentos malos está claro que aparecen; pero que sea sólo eso, momentos.
Si es verdad que existen cosas desagradables y malas pero según la actitud que tú tomes ante esas cosas serán entonces graves o no para ti. Creo en la actitud positiva.
Creo en la igualdad entre hombre y mujer, en que los derechos han de ser los mismos para unos y para otros; y que no hay función o tarea que la mujer no pueda desarrollar y viceversa.
Creo que el mundo en el que vivimos se ha vuelto completamente loco. Las personas están fuera de sí, descontroladas, actuamos como por control remoto, sin pensar en lo que estamos haciendo y mucho menos aún en sus consecuencias. Creo que estamos destruyendo el planeta, el medio ambiente lleva años resintiéndose de la dura e irracional acción humana y aún así no hemos tomado plena conciencia de que no sólo esto nos perjudica a nosotros si no también a nuestros hijos y en definitiva a toda la humanidad.
Creo en la madre naturaleza como fuente de salud para las personas.
Creo en la libertad y en el amor como una misma cosa, porque el amor me ha hecho libre y porque sin libertad no puede haber amor. Creo en poder defender este enunciado durante mucho tiempo aunque vea que lo que hay a mi alrededor se contradiga con esta idea. Para mí el amor no entiende de ataduras, el amor no significa dependencia; al igual que una libertad que no esté fundamentada en el amor deribaría en el caos más absoluto.
Creo en el respeto y no en la indiferencia. Creo en la evolución. Quiero evolucionar y crecer , no sólo cumplir años, quiero que cuando pasen los años no sólo sea más viejo si no a la vez más bueno, más justo y más sabio.
Creo en la vida por encima de todo y lo único que quiero hacer en esta vida es vivirla, aunque no sepa cuál es su sentido, la vida hay que vivirla.