Google+ Taller de Escritura Creativa de Sevilla: Tic-taC, Isabel Pérez

Tic-taC, Isabel Pérez


Soy

ALGUIEN

a quien le

gusta complicar

las cosas sólo un

poco más. Porque,

¿qué emoción tiene

limitarse sólo a lo que

se supone que debes hacer?

Soy…no sé, ¿tú que dices?

Soy…bueno, ¿y quién eres tú?

¿Y qué derecho tienes para venir

esperando una respuesta sin pedirla?

Soy ésa que está dando vueltas y más

vueltas para evitar el centro de la cuestión.

Tal vez debería empezar por lo que NO soy,

o a lo mejor debería callarme la BOCA un rato.

O mejor aún, cállate tú. Por lo que a mí respecta

soy tu madre hasta que se demuestre lo contrario,

y lo que menos importa es que yo sea joven y tú, tú

tal vez no. El reloj también funciona para mí, ¿sabes?

Tic-tac. Tic-toc. Me angustia sólo la mitad que a ti, sí,

pero por lo menos el doble de lo debiste angustiarte TÚ.

Culpa mía por pasar tanto tiempo sentada mirando al vacío,

por empañar tus cristales con aliento de menta ajada, por ser

una señorita de esas OTRAS esquinas, de esas sin faroles rojos

en las que apenas si hay luz; sin mirar a los ojos de los transeúntes

ocupados con sus vidas, sino que vuelta a las paredes nauseabundas

centra en los ángulos grises toda su atención. No sé si me explico bien

y desde luego no me importa: soy una ameba que puede vivir sin usted

(entendiendo vivir como realizar mis funciones vitales, o al menos una de

las de tres); primero existir para luego empezar a ser, para luego haber sido,

para luego dejar de ser, para acabar siendo un montón de escombros cansado

de lo que queda de su ombligo y de comenzar sus poemas con la palabra “soy”.

A la hora de la verdad, cuando no quede escapatoria para tus huesos, o los míos;

cuando se nos haya agotado el tiempo, me  preguntaré…si tú también lo pudiste ver.