Google+ Taller de Escritura Creativa de Sevilla: Picaorejas, Serramón

Picaorejas, Serramón

Gettyimages
Es uno de los mayores depredadores del reino animal. En la cúspide de la pirámide alimenticia, este reptil de la familia de los saurios necesita ingerir al día alrededor de 160 kg de carne. Su hábitat se circunscribe a las regiones boscosas del África tropical, aunque está demostrada su presencia en Asia hasta mediados del siglo XVIII. Su peso oscila entre los 750 kg de las hembras hasta las 1,2 toneladas de los machos, aunque hay constancia de un ejemplar capturado en Zaire con un peso de 2 toneladas.
            Es una máquina de matar perfecta. Sus mandíbulas en forma de pico curvo, similar al de los buitres pero mucho más ancho, ejerce una fuerza sobre su presa de entre 3500 y 4000 kg. Su lengua es un músculo poderosísimo que puede lanzar a una distancia de 1,5 metros y sus afilados dientes se distribuyen en dos hileras de 48 piezas en cada una de las mandíbulas. Su muela carnicera es capaz de triturar un hueso sin el menor esfuerzo.
            En la parte superior de su cabeza posee 3 pares de ojos dispuestos en dos hileras desde el morro hasta la parte posterior de la misma. Estos ojos los puede mover de forma independiente con lo que recibe una información visual completa de su entorno.
            Es el único reptil que posee 6 patas. Estas extremidades son unos poderosísimos resortes que le permiten saltar sobre su presa, aunque es un animal lento y torpe en sus desplazamientos. Por eso su estrategia de caza consiste en el acecho, pudiendo permanecer durante horas totalmente inmóvil y enterrado en el barro hasta que una víctima  se aproxima a su posición. En las patas delanteras aparece un espolón de unos 15 cms. que utiliza para clavar a su presa y fijarla a la hora de asestar una mortal sacudida con sus mandíbulas.
            A ambos lados del cuello presenta una fuerte membrana que despliega ante un ataque o cuando se siente amenazado. Esta membrana aparece solo en los machos, utilizándola en su cortejo de apareamiento. Por el lado interior está adornada con vivos colores y, al desplegarse, despide un acre olor que atrae a las hembras.
            Su piel está compuesta por aceradas escamas que le permiten una magnífica protección contra cualquier ataque. Su cola es bífida, plana y está compuesta por poderosos músculos. Utiliza esta cola como punto de apoyo extra y como resorte a la hora de saltar sobre su presa.
            Este reptil recibe el nombre de Picaorejas debido a sus costumbres alimenticias, ya que devora por completo a sus presas, incluido hueso, pelo y uña, dejando solamente las orejas, las cuales mordisquea ligeramente. Se estima que quedan unas 30 parejas en libertad de Picaorejas en el mundo.